Fidel es un coloso de nuestra era

El Pueblo de la Capital rinde Tributo al Comandante en Jefe Fidel Castro Rùz en La Plaza de La Revoluciòn Josè Martì, El vicepresidente de la República Popular China, Li Yuanchao,
Foto: Jose M. Correa

El vicepresidente de China y miembro del Buró Político del Partido Comunista de su país, Li Yuanchao, al dirigirse al pueblo cubano presente en la Plaza de la Revolución, en el acto de homenaje póstumo al Comandante en Jefe, expresó que «hoy nos congregamos aquí desde todas partes del mundo como manifestación del profundo dolor por la partida del compañero Fidel, líder de la Revolución Cubana», refiere.

Asimismo, en nombre del Partido, el gobierno y el pueblo chino expresó, «las más sentidas condolencias y alta estima a Fidel, y el más sincero pésame a sus familiares».

«Fundador del Partido Comunista de Cuba y de la causa del socialismo cubano, el compañero Fidel es el gran líder del pueblo de Cuba. Consagró toda su vida a la grandiosa empresa de la lucha del pueblo por su emancipación nacional, la salvaguarda de su soberanía y la construcción del socialismo. Legó a los cubanos y al desarrollo del socialismo mundial contribuciones históricas e imperecederas», significó Yuanchao.

«El compañero Fidel es un coloso de nuestra era. La historia y los pueblos le recordarán eternamente».

Dijo que, en este amargo momento, el corazón del pueblo chino late junto al del pueblo cubano.

«Fidel Castro se entregó en vida a la amistad entre Cuba y China, siguió muy de cerca y valoró altamente el avance de nuestro desarrollo. Con su atención y apoyo personal Cuba se convirtió en el primer país latinoamericano que estableció relaciones diplomáticas con la República Popular China».

Señaló que han trascurrido 56 años desde entonces y las relaciones chino-cubanas avanzan considerablemente, obteniendo resultados que son muestra de una cooperación práctica en varias esferas. «La amistad entre ambos pueblos crece cada día, y resulta inseparable del empeño y la preocupación del compañero Fidel. El pueblo chino lo extrañará profundamente», refirió.

Yuanchao subrayó que la muerte del Comandante es «una enorme pérdida para Cuba y los pueblos latinoamericanos. No solo pierden ustedes a un hijo excelso. Pierde también el pueblo chino un compañero entrañable y amigo sincero».

«Su imagen gloriosa y grandes hazañas quedarán por siempre inscritas en los anales de la historia», aseguró.

El vicepresidente de China reflexionó que «quienes viven han de continuar por aquellos que ya no están. El mejor homenaje a Fidel será promover su espíritu y heredar su causa».

«Nos asiste la convicción de que bajo el firme liderazgo del compañero Raúl Castro el Partido, Gobierno y pueblo de Cuba convertirán todo el dolor en fuerzas y continuarán el legado de Fidel, cosechando nuevos éxitos en la edificación del socialismo».

«Seguiremos junto a Cuba profundizando de manera sostenida la amistad y cooperación entre ambos partidos y países, por el bienestar y la felicidad de nuestros pueblos. Juntos contribuiremos de forma activa a la noble causa de la paz y al desarrollo mundial», afirmó Yuanchao.

«¡Gloria eterna al gran compañero Fidel Castro!», concluyó.