Alianza estimula a producir más alimentos

1-2203-agricultura

Una nota de la dirección de ALASS y del Minag, asegura que con ese apoyo, productores de más de 60 cooperativas podrán recibir insumos y pequeñas maquinarias para potenciar producciones de ciclo corto (viandas, hortalizas, frutas) y la ganadería menor.

El principal objetivo de esta iniciativa es contribuir a la recuperación agropecuaria de esos territorios y que sus habitantes, hospitales y centros de aislamiento, puedan contar con alimentos nutritivos, diversos y de calidad para enfrentar las afectaciones de la Covid-19, refiere el documento.

Este proyecto es financiado por la Unión Europea, e implementado de forma conjunta por el Ministerio de la Agricultura de Cuba (MINAG) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), desde el segundo semestre de 2019, y forma parte del programa Apoyo Estratégico a la Seguridad Alimentaria Sostenible en Cuba (SAS-Cuba), acordado entre la Unión Europea y el Gobierno cubano.

El aporte inmediato de ALASS potenciará, además, las producciones locales de semillas y alimento animal, declaran los firmantes, y pondrá a disposición de más de 150 productores de los territorios mencionados biofertilizantes, mochilas y motomochilas, mallas para semiprotegidos, equipos para el bombeo de agua, cubiertas de techo, alambres con púas y lisos, máquinas forrajeras, jaulas, comederos y neumáticos para tractores.

Estará acompañado de un amplio programa de capacitación, integrando a varias instituciones locales bajo el liderazgo de los institutos de investigaciones en Fruticultura Tropical (IIFT), el de Viandas Tropicales (INIVIT) y el de Pastos y Forrajes (IIPF).

Se suma a esta ayuda, un aporte del 100 mil euros para medios de protección y desinfección que, también con fondos de la Unión Europea y de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE,) se entregará a los productores para que puedan incorporarse de forma más segura a sus actividades productivas. Esta contribución proviene del proyecto Agrocadenas, también implementado desde el 2014 por el MINAG y el PNUD.

La propuesta se vincula a la idea del ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, quien considera que el incremento de las producciones agropecuarias locales es una de las principales prioridades en el proceso de recuperación económica que se requiere impulsar en el país ante las afectaciones provocadas por la pandemia.

“A pesar de la grave crisis de salud y económica en la Unión Europea, adaptamos los fondos existentes y continuamos buscando otros adicionales para cooperar con Cuba en estos tiempos difíciles”, afirmó Alberto Navarro, Embajador de la Unión Europea en la isla.

“Una vez más la alianza entre el MINAG,  el PNUD y la Unión Europea muestran su pertinencia para contribuir al desarrollo de una agricultura comprometida con la soberanía, la sostenibilidad y la adecuada nutrición de cubanos”, sostuvo Maribel Gutiérrez, representante residente del Pnud en la mayor de las Antillas.

La contribución financiera de ambos proyectos (Agrocadenas y ALASS) para enfrentar afectaciones de la Covid-19, está integrada a la estrategia de movilización de fondos de la cooperación del Minag para la producción local de alimentos, afirma la nota.