Campesinos camagüeyanos donan alimentos a hospitales que enfrentan la COVID-19

CAMAGÜEY- Campesinos asociados a la cooperativa de créditos y servicios (CCS) Renato Guitart Rosell, de la capital provincial, regalaron este lunes 10 quintales de plátano, tres de tomates, verduras, hortalizas, encurtidos y casabe para reforzar la alimentación en los hospitales Octavio de la Concepción y la Pedraja y el Amalia Simoni, instituciones que lideran el enfrentamiento a la COVID-19.

cultivos_varios_cmg-7494

Blanca Rosa Pérez Hernández, campesina y presidenta de la “Renato” explicó a Adelante Digital que a raíz del inicio de la expansión en el país del nuevo coronavirus varios campesinos propusieron hacer colectas de productos para entregar desinteresadamente a los centros de salud fundamentalmente y a quienes afrontan la pandemia desde diferentes puestos.

“Al hospital Amalia ya le hemos suministrado con esta cuatro donaciones y es la primera al Militar. Lo más importante es que vamos a continuar. Ya está coordinado con el presidente de la Zona de Defensa número 13 Julio Antonio Mella, a la cual pertenecemos, y cada lunes asegurarán un transporte para trasladar a estos u otros centros una parte de nuestras cosechas”.

Camilofoto_3 Mendoza Caballero entregó con gusto plátanos y tomates que ha hecho crecer en la finca integral de frutales Villa Luisa:

“Para mí esto es algo muy lindo. Todos los campesinos de la provincia deberían sumarse con lo que puedan, aunque sea poco, nos lo agradecen. Además si nos unimos es mejor. Me da tanta satisfacción saber que el fruto de mi trabajo va a ayudar a otros. En estos momentos nuestro aporte es muy importante y tenemos que sembrar más, para asegurar la comida de mañana”.

Otro de los agricultores que se sumó a esta iniciativa fue Jorge Viera Manso, uno de los pilares fundamentales en los cultivos varios en esa CCS.

“Nuestra cooperativa se caracteriza por gestos como estos. Ayudamos a quien lo necesite, no de ahora, sino de siempre aportamos a hogares maternos, círculos infantiles, casa de niños sin amparo familiar. Aporto lo que tengo en producción. En esta ocasión son los tres tipos de ajíes pimientos. A partir del inicio de la epidemia lo que hemos hecho es incrementar las entregas porque sabemos que es importante que los médicos que están trabajando tantas horas y con tantos riesgos en estos lugares se alimenten bien, al igual que los enfermos y los sospechosos”.

Otro donante fue Omar Orta Socarrás, quien en su finca El Lago, además de cosechar verduras y hortalizas obtiene tortas de casabe de yuca, una elaboración que sabe fundamental en tiempos de contingencia como el que vivimos:

“Con la colaboración de la Empresa Agropecuaria Camagüey instalamos una casabera. Desde hace unos cinco meses aproximadamente ya está funcionando. En esta ocasión entregué 300 tortas y en oportunidades anteriores las hemos cedido también al Ministerio del Interior, que tanta fuerza tiene movilizada permanentemente. Así de esa forma ayudamos a este Estado que tanto está haciendo para salvar la vida de las personas. Es lo menos que podemos hacer y con nosotros pueden contar siempre, aún en las situaciones más difíciles”.

Además de los integrantes de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) del municipio Camagüey, también han ofrecido voluntariamente alimentos a instituciones hospitalarias y centros de aislamiento, campesinos de Florida, Guáimaro y Vertientes. Noble gesto de un sector humilde, que siempre ha apoyado a la Revolución, primero en la lucha por la liberfoto_2tad y ahora por mantener lo conquistado.